Curso de Fotografía/Fotografía en museos

De Wikiversidad
Saltar a: navegación, buscar
Ésta imagen tiene bajo contraste, no está nítida, y no tiene una descripción precisa. Hazlo mejor que esto.

La fotografía en museos implica la producción de reproducciones fotográficas de objetos exhibidos en museos: objetos comunes y obras de arte en dos o tres dimensiones. Esto es de importancia capital para enriquecer los proyectos de Wikimedia, pero implica dificultades de naturaleza técnica, legal y psicológica.

Como implica la representación fiel de objetos fijos, la fotografía en museos está cercana a la fotografía en estudio, especialmente en el objetivo previsto: una imagen “perfecta”, tan nítida como sea posible y de tan alta resolución como sea posible. Una fotografía de un objeto en movimiento levemente distorsionada sería aceptable, pero una fotografía de un museo que esté poco nítida es a menudo inútil. Es el aspecto de alta calidad de la fotografía en museos el que lo hace tan difícil sin una cita con iluminación especial y exposiciones abiertas.

Autorización y limitaciones de equipo[editar]

Zea no puede llevar todos sus artilugios al museo.

La actitud de los museos sobre lo que se refiere a fotógrafos varía sobre un gran espectro, pero se caracteriza generalmente por lo menos con un cierto desafío, u hostilidad abierta, hasta llegar a la prohibición.

Algunos museos prohíben cualquier forma de fotografía. No hay necesidad de discutir en este caso, puesto que el personal tiene órdenes y reglas que debe hacer cumplir, no tiene ninguna opinión en la elaboración de dichas reglas, y les expulsarán del recinto si no cumplen con sus órdenes.

La mayoría de los museos que no prohíben las fotografía lo hacen con la condición de que no utilicen ningún flash. La prohibición se justifica con estos argumentos:

  • preservar la experiencia adecuada de otras personas cuya visita puede ser molestada por la iluminación estroboscópica,
  • el posible deterioro causado por el amplio espectro y la potente energía instantánea del flash[1]
  • razones históricas que datan del tiempo en que los flashes constituyeron un riesgo de incendios real.

En todo caso, la fotografía con flash correcta es un arte difícil de dominar.[2] En particular, los flashes de las pequeñas cámaras a menudo proporcionan horribles resultados, ya que lanzan su luz desde un punto demasiado cercano al objetivo y paralelo a ella, sin difusión. Por lo tanto, la prohibición de flashes no es tanto un obstáculo como se piensa generalmente.

La mayoría de los museos también prohíben usar los trípodes o los monópodos. Esto evita que ustedes estabilicen adecuadamente su cámara durante tiempos de exposición más largos que los que pueden conseguirse manteniéndola únicamente con las manos.[3] Escoger una cámara con un sistema adecuadamente probado de compensación de sacudidas de la cámara/fotógrafo puede mejorar la claridad de las imágenes capturadas mientras se sostiene la cámara con la mano con la luz interior "disponible".

Aspectos técnicos[editar]

Exposición[editar]

La fotografía implica fijar un flujo de luz en una superficie sensible (una película química o un sensor electrónico). Tenemos control sobre tres parámetros:

  • Apertura o tamaño del diafragma del objetivo: el tamaño del agujero que deja entrar la luz en la cámara
  • duración de la velocidad de obturador: la cantidad de tiempo que el agujero está abierto para dejar entrar la luz en la cámara
  • Velocidad ISO, sensibilidad de la película/del sensor: cómo de receptivo es nuestro medio de captura para registrar la luz que le llega

Una imagen final ideal estará tan nítida y clara como uno pueda observar el objeto en persona, y tiene poco ruido (digital) y/o grano (película), lo que sugiere un tamaño de apertura de diafragma de alrededor de f/8 o más pequeño, y una sensibilidad baja de la película/sensor. La duración de la apertura del obturador durante la exposición debe ser lo suficientemente rápida para evitar la captura de cualquier movimiento (movimiento del objeto, movimiento de la cámara o del fotógrafo a causa de sostener una cámara en la mano).

La iluminación del museo puede ser escasa para permitir una captura con la calidad más alta, así que es posible que tengamos que hacer algunas concesiones:

  • sostener la cámara con la mano en vez de usar un trípode,
  • usar la luz disponible en vez del flash,
  • usar una apertura del objetivo más grande y/o
  • usar una película con mayor sensibilidad o mayores ajustes en la sensibilidad del sensor.

El interior de los edificios de los museos son excepcionalmente oscuros para los estándares fotográficos, y los museos son edificios especialmente oscuros.

En general, la falta de luz se puede compensar de cuatro maneras:

  • Iluminación artificial tal como flash o lámparas de estudio. Esto generalmente está prohibido en los museos, y es difícil de utilizar (véanse las referencias abajo sobre la gestión de luz).
  • Abriendo el diafragma del objetivo lo máximo posible. Una apertura más grande como f/1.4 generalmente permitirá pasar bastante luz a través del obturador durante una exposición que sea lo bastante breve para reducir la captura de movimiento del tanto del tema, como de la cámara o del fotógrafo, incluso con la poca luz de un museo, pero ésto puede provocar una profundidad de campo inaceptablemente estrecha, especialmente para objetos tridimensionales.
  • Mayor sensibilidad de película o sensor, que puede provocar más grano y/o ruido digital.
  • Una velocidad de obturador más lenta, que puede requerir la fijación de la cámara para inmovilizarla durante la exposición.[4] Aquí es donde los museos que prohíben los trípodes se convierten en un problema.

Dependiendo del entorno, se puede necesitar emplear uno o todos los trucos ya comentados para obtener una exposición satisfactoriamente exacta con ruido/grano mínimos. También es posible hacer una subexposición durante la captura y sobreexponer más adelante (película o digital - conocido como forzar el proceso), pero hay que ser consciente de que esto generalmente aumenta el ruido/grano.

Casos prácticos[editar]

Trabajos bidimensionales y apertura de diafragma[editar]

Las obras de arte bidimensionales, tales como cuadros, no requieren una gran profundidad de campo. Es posible abrir el diafragma alrededor de f/4 y ganar una cierta luz. La luz ganada así permite bajar la sensibilidad del sensor, y por lo tanto del ruido digital.

Los cuadros a menudo reflejan la luz. Una manera de superar el problema es tomar las fotografías desde un ángulo, y corregir la perspectiva en el post-procesado (esto también funciona al usar flashes).

Objetos tridimensionales: fijar el cuerpo de la cámara[editar]

Ejemplo de profundidad de campo insuficiente ya que parte de la escultura aparece borrosa.

Para los objetos tridimensionales, es muy importante tener una suficiente profundidad de campo, para evitar casos como una estatua que aparezca con la punta de la nariz nítida y el resto del cuerpo borroso. Esta clase de situaciones es especialmente problemática en proxifotografía. Incluso aumentando la sensibilidad del sensor (y así del nivel de ruido), poco se puede hacer para compensar el problema aparte de la fijación de la cámara.

Fijando el cuerpo de la cámara

En ausencia de trípode el cuerpo de la cámara se puede fijar sobre muchos artículos del museo: marcos de puertas, tablas, soportes o vallas. Los pequeños mástiles de la cerca que sostienen cuerdas delante de los trabajos pueden ser un soporte excelente para las cámaras. Es posible orientar la cámara tanto en elevación como en acimut (ángulos verticales y horizontales).

La mayor parte del movimiento mientras se sostiene una cámara con la mano desaparece cuando una de las tres dimensiones del espacio se reduce. Por lo tanto, un trípode es mejor que un monópodo, pero un monópodo es mucho mejor que simplemente se esté sosteniendo la cámara.

Detalle de una estatuilla de 17cm de alto, tomada con un objetivo macro de 100mm inclinado hacia la ventana de exposición.
Cristales de exposición

Es posible apoyar el extremo del objetivo directamente contra el cristal de exposición (donde esté permitido). Esto proporcionará dos cosas, eliminará la mayoría de las reflexiones en el vidrio, y proporcionará un soporte para la cámara. Por otra parte, la distancia al objeto queda fija: la longitud focal y la distancia de enfoque mínima deben ser adaptadas:

  • un objetivo macro puede ser necesaria para alcanzar el foco en objetos cercanos (los pequeños, o los detalles de los más grandes)
  • un objetivo gran angular podría ser necesaria para capturar totalmente un objeto grande. En ese caso, hay que tener en cuenta las deformaciones inducidas por los objetivos gran angulares.

Tengan cuidado con los objetivos que cambian su longitud al enfocar o al hacer zoom. Idealmente, deben poder enfocar o hacer zoom después de fijar la cámara en un lugar. Puede ser que sea recomendable utilizar una tapa de objetivo de modo que el extremo que toca la vitrina no se mueva con respecto al cuerpo de cámara.

Otra manera de reducir reflexiones es utilizar un polarizador. Esto reducirá en uno y medio la luz que entra en la cámara, así que puede ser necesario el uso de un trípode.

En caso de una exhibición con vidrios horizontales, la cámara se puede poner directamente en el vidrio, que entonces sirve como ayuda. Para evitar movimientos, se puede disparar la cámara con la exposición retardada. Las reflexiones son minimizadas por la cámara que se apoya directamente contra el vidrio, y otras reflexiones pueden ser evitadas poniendo el cuerpo de uno o sus manos delante para eliminar la luz indeseada que llegue. Dependiendo del tipo de cámara, se puede obtener una gran variedad de ángulos; otros objetos, tales como tapas de objetivo o lápices, pueden ser utilizados para adaptar el ángulo y la distancia de la cámara con respecto al vidrio.

Equipo[editar]

Si compra un equipo para fotografía en museos, compre un equipo estabilizado siempre que sea posible. La estabilización permite tomar imágenes hasta a 1/15 de segundo con un riesgo insignificante de que la imagen salga movida. Eviten usar alta ISO, a veces publicitada como de estabilización digital, ya que reduce la calidad de la imagen.

Entre las cámaras con objetivos intercambiables (SLR, ILC): los sistemas de Canon (IS), Nikon (VR), y Panasonic (OIS) tienen modelos de objetivos estabilizados, mientras que los sistemas de Olympus, Sony, y Pentax tienen cuerpos de cámara con sensores estabilizados. Las cámaras compactas están ampliamente disponibles con estabilización de sensor o de lente. La eficacia de la estabilización varía de dos a cuatro puntos, dependiendo principalmente del fabricante.

Los objetivos rápidos (abertura máxima grande) son muy útiles. La mayoría de las cámaras con objetivos intercambiables tienen lentes de 50mm asequibles sin estabilizar (rápidas y compactas) fueron históricamente las lentes del equipo de los respectivos sistemas SLR de película. Éstos trabajan muy bien, especialmente cuando están montados en cámaras con sensor estabilizado.

La gama focal a elegir para la fotografía en museos es la de rango normal. Es recomendable guardar los objetivos de gran angular para los objetos grandes, puesto que su capacidad de moverse al revés es limitada; y los objetivos macro, para objetos más pequeños y para usar una distancia focal más cercana.

Balance de blancos[editar]

Aprenda cómo conseguir un buen balance de blancos en su cámara, y lleve un trozo blanco de plástico o cartulina como referencia. Usando un balance de blancos correcto ahorrará una gran cantidad de tiempo durante el post-procesado y ayudará a evitar posibles errores. Vea [1], [2] y [3] para consultar ejemplos y ayuda.

Documentación[editar]

Nota de un objeto en el Musée d'Art et d'Industrie de Roubaix, Francia

Es importante que cada fotografía esté etiquetada adecuadamente. Una etiqueta apropiada debe incluir:

  • el nombre del objeto y una breve descripción;
  • el nombre de su autor, si es conocido;
  • la fecha y la localización de su creación;
  • sus dimensiones y los materiales de los que está hecho, y
  • un número de referencia del museo, una línea de acceso o la localización del objeto dentro del museo.

Esta información a menudo se incluye en las etiquetas identificativas al lado de los mismos objetos. Deben tomarse fotografías de estas etiquetas para permitir posteriormente el etiquetado en Commons.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. La luz intensa puede envejecer los pigmentos y las sustancias químicamente inestables, tales como pegamento. Algunos de los fotones de la luz del flash excitan los electrones de los átomos en la superficie del objeto o un poco por debajo de ella y alteran su estado químico, lo que acelera su envejecimiento.
  2. Lea (en línea) las referencias autorizadas y enciclopédicas tales como "Light-Science & Magic An Introduction to Photographic Lighting Second Edition" de Fil Hunter Paul Fuqua Focal Press via Google reader
  3. Tiempos de exposición largos permiten, o son requeridos por, películas "lentas" de grano fino, o los equivalentes de velocidad ISO digital baja, necesarios para conseguir fotos lo menos "ruidosas" posible o imágenes menos "granuladas", y/o el uso de las pequeñas aperturas de objetivo que aumentan la profundidad de campo del objeto a fotografiar.
  4. Una cámara sostenida con la mano puede capturar el movimiento de la cámara y/o del fotógrafo mientras que el obturador está abierto, haciendo que la imagen capturada aparezca movida. Generalmente, para las cámaras del estilo de película de 35mm, esto se suele producir a cualquier tiempo de exposición mayor que 1/longitud-focal-en-milímetros segundo, de tal modo que un objetivo de 50mm puede capturar el movimiento del fotógrafo en exposiciones más largas de 1/50 segundo, un objetivo de 200mm puede capturar el movimiento en exposiciones más largas de 1/200 segundo, y así sucesivamente. Los modernos sistemas activos anti-movimiento, para las cámaras pequeñas de 35mm (incluye casi todas las cámaras digitales), y las cámaras con sistemas móviles internos más simples que SLRs (los telémetros no tienen ningún espejo, y a menudo tienen obturadores simples, ligeros, en el objetivo más que los obturadores focales planos grandes, pesados, por ejemplo) todos ellos son capaces de batir este umbral anticuado más de 4 veces el mayor tiempo de exposición que la regla de 1/longitud-focal-milímetros segundo, sin embargo, las técnicas de tramitación constantes aumentarán siempre la exactitud de la imagen. Ver también sistemas de giroscopio.