DIABLILLOS DE RIVAS, UNA BUENA ACTITUD ANTE LA VIDA Y EL DEPORTE

DIABLILLOS DE RIVAS, UNA BUENA ACTITUD ANTE LA VIDA Y EL DEPORTE - Wikinoticias

DIABLILLOS DE RIVAS, UNA BUENA ACTITUD ANTE LA VIDA Y EL DEPORTE

De Wikinoticias, la fuente de noticias libre

DIABLILLOS DE RIVAS, UNA BUENA ACTITUD ANTE LA VIDA Y EL DEPORTE:

Eligieron el nombre sin malicia y de una forma democrática, entre sus primeros componentes. Superan los tres lustros de vida y han pasado de ser un grupo de aventureros en el colegio Los Almendros a un club de enorme prestigio en toda España (tercero en el ranking absoluto), e incluso la Federación Española de Triatlón en 2001 calificó al Club de Triatlón Diablillos de Rivas como la mejor escuela de España, un título que sólo se entrega un año, pero que el club ripense lo cultiva una temporada tras otra. Manuel Traba fue el primer ‘diablillo’ en Rivas Vaciamadrid cuando todavía no lo era nadie en un municipio que pretendía adquirir una personalidad. Traba era profesor de Educación Física en el colegio público Los Almendros y tenía a su disposición lo elemental para hacer deporte: una vasta extensión de terreno para correr y un montón de chavales que estaban deseando divertirse con el ejercicio físico. De esta forma, implicó a un primer grupo de ripenses en el deporte. Mientras él ya se había introducido en el triatlón, fue seduciendo con unas clases divertidas a sus alumnos y hacían de una carrera al Cerro del Telégrafo una odisea en la que el premio era contemplar el paisaje o el hecho de llegar hasta el pueblo les servía de referencia para después dar un pequeño paseo en la vida cotidiana en horas de clases. Fueron pequeños estímulos para que la educación con el deporte acabase siendo una necesidad más en chavales que tenían entre 10 y 14 años y muchas energías por gastar. Pero faltaba la natación y el ciclismo. Primero, fueron las piscinas de Vallecas y Moratalaz y un pequeño automóvil el que permitió que varios chavales acompañasen a su profesor durante algunas tardes en sus entrenamientos en el agua y después llegó la captación de la Federación Madrileña de Triatlón que convenció a Traba y otros colaboradores de conformar un club que diera salida a las aspiraciones deportivas de unos pequeños atletas con muchas ganas de disfrutar con el deporte. Una cesión de material y unas bicicletas hicieron el resto y ya estaba en marcha las tres especialidades de un deporte joven en un municipio que empezaba a crecer. El crecimiento ha sido paulatino, pero desde el inicio que se constituyó como club ofreció una imagen de disciplina y buen hacer deportivo. Según Traba, que en aquellos momentos ya contaba con la ayuda de su hermano Santiago o de algunos padres de triatletas como José Luis Santos, Enrique Egeda, Pepe Barquero o Lorenzo Bernal, “en nuestras salidas a otras ciudades para competir dábamos la nota por nuestros buenos resultados como equipo y nadie se creía que un pueblo de Madrid registrase tan brillantes atletas”. Esa forma de trabajar ha acompañado al club durante toda su existencia y le ha permitido en 2001 ser nombrado como la mejor Escuela de España por la Federación Española de Triatlón y ocupar en las últimas temporadas el tercer puesto en el ranking nacional absoluto. En la actualidad, son casi 150 personas las que forman parte del club. La mayor parte es de Rivas Vaciamadrid, pero también se les ha unido un grupo de unos 50 deportistas que viven fuera y que encuentran en el club el mejor sitio para inscribir su ficha y competir en las múltiples aventuras que conforma un deporte como el triatlón y sus mil modalidades de larga distancia, duatlón, aqualón, triatlón de invierno, etc. Junto a ellos, hay otros 50 triatletas ripenses que conforman un grupo de élite y otro popular y una amplia cantera de 30 chavales en edades entre los ocho y 14 años de edad que en dos grupos se entrenan prácticamente todos los días para ir dejando el nombre de Diablillos y de Rivas Vaciamadrid en los puestos de honor de toda competición en la que participan. En este sentido, la incorporación hace tres años de Iñaki Arenal, triatleta especializado en natación, en el cuadro técnico está permitiendo que el nivel en la piscina suba un poco más. Traba, como director deportivo del club, es consciente de la importancia que tiene el trabajo con la cantera y aunque no se desechan los triunfos de élite, se apuesta especialmente por una buena etapa de formación. Por eso, Daniel Puerta y Marcos Pérez hacen una excelente labor con los dos grupos de la cantera. Lo que queda muy claro en los Diablillos de Rivas es que hay una filosofía de vida y de deporte en su actitud. El hecho de tener que entrenarse durante toda la semana para hacer carrera, bicicleta o natación les forja como deportistas pero también como personas y eso es lo que más valora su director deportivo: “Si alguien me hubiera dicho hace años que íbamos a llegar a estas dimensiones, no me lo creería, pero lo que más satisfacción me da es que chavales que empiezan con 10 años es que una década después sigan vinculados al club, sean excelentes personas, mantengan sus entrenamientos y se apunten a los viajes y excursiones que seguimos realizando”.

© Copyright Wikipedia authors - The articles gathered in this document are under the GFDL licence.
http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html