Historia de Europa/La Segunda Guerra Mundial

De Wikilibros, la coleccion de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegacion Ir a la busqueda

El estallido de la Segunda Guerra Mundial[editar]

El Tratado de Versalles produjo los llamados poderes revisionistas. Alemania, que perdió la guerra, tuvo duras reparaciones que cumplir, Italia no había ganado nada con la Paz de París. Hungría perdió dos tercios de su territorio y una tercera parte de los húngaros, étnicamente hablando, estaba siendo gobernado por extranjeros. Japón no recibió la cláusula de igualdad racial que quería, incluso después de derrotar a los rusos en la guerra ruso-japonesa. La Unión Soviética fue rechazada en la Paz de París, incluso, no fue invitada a participar.

Acciones agresivas por parte de las potencias del Eje y la respuesta occidental[editar]

En 1933, Alemania abandonó la Sociedad de Naciones. En 1934, Alemania intentó anexionarse Austria. En 1935, Italia invadió Etiopía, mientras que Alemania volvía a ocupar el valle del Sarre (Sarre es el estado más pequeño de Alemania. Limita con Francia y Luxemburgo) y comenzó a reclutar hombres y a rearmarse. En 1936 Alemania remilitarizó Renania. En 1938, Alemania se anexó Austria y los Sudetes.

El pacifismo se impuso en la década de 1920 en Europa porque los países europeos se mostraron reacios a interferir en las acciones de las potencias revisionistas. Por otra parte, las naciones del Tratado de Versalles comenzaron a sentirse culpables por el tratamiento a Alemania, y pensaron que habían hecho daño al país.

En particular, el hecho de que las áreas que Alemania había invadido eran todas de ascendencia alemana, y los líderes de las naciones pensaron que quizás Alemania había hecho lo correcto al ocupar estos territorios. Los líderes se reunieron en la Conferencia de Munich en 1938 con Hitler y éste prometió no tomar más medidas agresivas.

Sin embargo, en 1939, Alemania ocupó el resto de Checoslovaquia, lo que demostró que la guerra era inevitable y que la reconciliación no podía ser efectiva. Polonia y Hungría también participaron, tomando partes del territorio checo y eslovaco, cerca de sus fronteras. Durante el mismo año, Italia y Alemania firmaron una alianza llamada el Pacto de Acero.

El primer ministro británico, Neville Chamberlain, respondió a la ocupación de Checoslovaquia dando garantías a Polonia de que Gran Bretaña iría a la guerra contra Alemania si esta atacaba a Polonia.

El gobierno polaco no había pedido esta alianza. Muchos historiadores han visto en esta actitud, mostraba que Chamberlain estaba abriendo sus ojos a los planes agresivos de Hitler. Pero otros sostienen que ese pacto hizo mucho más probable la guerra, envalentonando a Polonia a desafiar a Alemania en las negociaciones sobre el Corredor polaco y la ciudad de Danzig.

Neville Chamberlain, Pacto de Munich

Posiblemente, en respuesta a la acción de Chamberlain, Alemania y la Unión Soviética sorprendieron a las potencias occidentales mediante la firma de un pacto de no agresión. Este pacto mostró que la guerra era inminente porque los dos sistemas de gobierno que predicaban la mutua destrucción, llegaron a un acuerdo. El 1 de septiembre de 1939, Alemania invadió Polonia con su nueva máquina de guerra, llamada Blitzkrieg o guerra relámpago.

El resultado fue que el 3 de septiembre de 1939, Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania. El 7 de septiembre de 1939, la Unión Soviética invadió Polonia. En 1940, Alemania, Italia y Japón firmaron el Tratado Tripartito, formando el eje.

La Segunda Guerra Mundial[editar]

Después de la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939, entre el otoño del 39 y la primavera de 1940 los aliados no atacaron Alemania directamente, sino que participaron en diversas operaciones, en lo que se conoce como guerra falsa. Esto le permitió a Alemania completar el despliegue de sus fuerzas.

En abril de 1940, Alemania invadió Dinamarca y Noruega. Al mes siguiente fue el turno de Bélgica, los Países Bajos y Francia fueron atacados. En seis semanas Francia se rindió.

Winston Churchill se convirtió en el primer ministro de Gran Bretaña en mayo de 1940. Churchill se dedicó a la destrucción de Hitler a cualquier costo y utilizando cualquier medio que fuera necesario. Churchill comenzó una nueva era en la guerra con el lanzamiento de una campaña de bombardeos de objetivos civiles sin precedentes en Alemania.

Los alemanes se vengaron y la heroica defensa británica se convirtió en lo que se conoció como la Batalla de Gran Bretaña. Londres y muchas otras ciudades en Inglaterra fueron duramente golpeadas con elevadas bajas civiles. En 1941, Alemania invadió Rusia en un intento de destruir el comunismo y obtener el petróleo que ambos necesitaban para abastecer a su maquinaria de guerra.

Sin embargo, la invasión fracasó, el invierno golpeó en Rusia, causando destrucción y un sinnúmero de muertes entre el ejército alemán. En 1942, Alemania trató de asediar la ciudad rusa de Stalingrado, pero el ataque terminó con la victoria soviética y la derrota de los alemanes. También en 1942, los británicos, junto con los norteamericanos derrotaron a las fuerzas alemanas en el norte de África.

En 1943, llegaron los aliados a Italia y fueron empujados por las fuerzas de Mussolini. Durante 1943, se desarrolló en el frente oriental la batalla de Kursk, con la mayor participación de blindados conocida hasta entonces. Una vez más los soviéticos fueron los grandes ganadores en contra de las fuerzas alemanas.

El 8 de septiembre de 1943, Italia se rindió a los aliados. En 1943 se produjo una campaña de bombardeo masivo por parte de Estados Unidos y Gran Bretaña. El objetivo era disuadir a Alemania de la guerra, destruyendo sus ciudades y dejando a su población sin hogar. Casi todas las principales ciudades fueron devastadas con gran pérdida de vidas, pero después de la guerra, los estudios han demostrado que el bombardeo tuvo poco efecto sobre la producción industrial, y esto pudo haber aumentado el deseo de luchar de los alemanes.

El 6 de junio de 1944, las fuerzas aliadas llegaron a las playas de Normandía en lo que se conoció como el Día D La ofensiva fue un éxito para los aliados, que sufrió una menor pérdida de vidas de lo esperado. Este fue el evento que marcó el final de la guerra. Yalta Churchill, Roosevelt y Stalin

Churchill, Roosevelt y Stalin e Yalta

En diciembre de 1944, se produjo en Bélgica la batalla de las Ardenas, la última gran ofensiva alemana en Europa occidental. El resultado fue la victoria de los aliados y el aplastamiento de la mayoría de las fuerzas alemanas que aun le quedaban. El 8 de mayo 1945 fue el Día de la Victoria en Europa cuando los rusos tomaron Berlín.

El final de la guerra[editar]

Con el fin de las hostilidades, se llevaron a cabo dos importantes conferencias para discutir la forma más eficaz para poner fin a la guerra.

  • La Conferencia de Yalta - comenzó el 11 de febrero de 1945. Los participantes fueron el presidente Franklin D. Roosevelt, el primer ministro británico Winston Churchill y el líder soviético Joseph Stalin.

Yalta dio lugar a una serie de disposiciones clave.

La primera fue la creación de las Naciones Unidas, una organización internacional que se describía como una asociación global de gobiernos que facilitara la cooperación en el derecho internacional, la seguridad internacional, el desarrollo económico y la igualdad social.

Las Naciones Unidas es el organismo que reemplazó a la Sociedad de las Naciones y recibió la capacidad de imponerse militarmente.

Yalta pidió el desmembramiento de Alemania en cuatro partes, para al Reino Unido, Francia, EE.UU. y Rusia. Esto, basado en el hecho de que una Alemania dividida, no sería ninguna amenaza lo que podría suceder si la nación estuviera unificada. Los criminales de guerra fueron juzgados en Nuremberg, y esta fue la primera vez que miembros del ejército fueron juzgadas por los estándares internacionales.

Polonia fue reconstruida, aunque con importantes cambios territoriales y bajo la esfera de influencia soviética. Se requirieron reparaciones a Alemania y se acordó que Rusia entraría en la guerra contra el Japón después de la derrota de Alemania. Por último, las partes acordaron la Declaración de Europa Libre. Esto permitió a los países que fueron liberados tener el derecho a elecciones libres y a elegir su propio gobierno. De hecho, fue un intento de evitar que Stalin se anexionara Europa del Este, pero, obviamente, este intento fracasó.

  • La Conferencia de Potsdam - se llevó a cabo entre julio y agosto de 1945. A petición del Presidente Harry S. Truman, que reemplazó el presidente Roosevelt que había fallecido. También el primer ministro británico Attle del partido de los trabajadores, sustituyó a Churchill del partido conservador y Joseph Stalin.

En esta conferencia se planeó el desarme, la desmilitarización y la desnazificación de Alemania. Las fronteras de Polonia fueron trasladadas hacia oeste para recompensar a la Unión Soviética y castigar a Alemania, el resultado fue una migración masiva en la posguerra. Por último, Japón fue amenazado de destrucción por una "nueva arma poderosa" que después supimos se trataba de la bomba atómica.

← El periodo de entreguerras La Segunda Guerra Mundial Desde 1945 al presente →